Medios informativos y redes sociales en vez de mítines

Por Sergio Mejía Cano

La Unión de Columnistas y Articulistas de Nayarit (UCAN), que preside la licenciada Lily Cayeros, retomó sus ya tradicionales mesas de diálogo virtuales de cada semana, en donde se abordaron varios temas referentes a la situación política que empieza a invadirnos ahora que se abrieron las precampañas de los aún precandidatos.

Desde luego que surgió el tema de que debido a la contingencia sanitaria, cómo le irán a hacer los ya para entonces candidatos, porque obviamente que en el caso de que alguno o varios de los candidatos quisieran hacer mítines, desde luego que estos tendrán que ser acoplados a las sugerencias de la nueva normalidad de la sana distancia, así que por lo mismo, posiblemente ahora dichas campañas se consideren atípicas por no ser muy tumultuosas, tal a como hemos estado acostumbrados anteriormente en que muchas de las veces se medía la fuerza de un candidato de acuerdo a la cantidad de gente que asistiera a sus mítines.

Sin embargo, hoy en día todo indica que no será igual a menos que los políticos que otrora estaban acostumbrados al acarreo de gente para demostrar músculo lo quieran volver a hacer; pero ateniéndose a las consecuencias de ser señalados de  inmediato como irresponsables al no tomar en cuenta las condiciones para cuidar la salud de los asistentes, porque ya se sabe que por más control que se quiera poner en una aglomeración de personas, la mayoría de las veces se sale de control al querer hacer que la gente permanezca en un solo lugar y menos cuando no hay sillas o si las hay, quienes alcanzaron a sentarse, desde luego que no querrán moverse de su lugar; pero quienes quedan de pie, por fuerza o por gusto se tienen que mover para buscar el mejor ángulo para poder mirar mejor al candidato o cambiar de lugar constantemente tratando de evitar estar hombro con hombro con otros asistentes que, a fin de cuentas, sería lo que pasaría:  irse amontonando en un solo lugar toda la gente y por lo mismo, ya no tomar en cuenta la sana distancia ni ninguna otra medida sanitaria; es más, posiblemente al calor de los acontecimientos, quizás hasta se les llegue a olvidar que estamos en situación crítica en cuestión de salud.

Así que de acuerdo a la epidemia que al parecer en vez de disminuir se acrecienta cada día más, lo mejor que podría ocurrir sería que las campañas sean más bien virtuales aprovechando ahora las redes sociales, y que la fuerza de las campañas sean por estos medios, así como a través de los medios informativos, tanto impresos como televisivos; aunque también podrían ser en forma presencial, pero tomando en cuenta las medidas de distanciamiento entre los asistentes, aunque como ya quedó dicho líneas arriba, podrían ser difíciles de controlar y más, si se acrecienta el número de asistentes, ya sean espontáneos o acarreados.

Así que paradójicamente, si antes un candidato que tuviera más nivel de convocatoria prendía la mecha mediática debido a la cantidad de asistentes a sus mítines, ahora podría ser contraproducente, porque de inmediato sería criticado a más no poder por aquello de la sana distancia y supuestamente por arriesgar la salud de los que fueron a aplaudir a su candidato.

Entonces, existe la posibilidad de que ahora sean los medios informativos y las dichosas redes sociales las que hagan el trabajo duro para dar a conocer las promesas de campaña de los candidatos a los cargos populares que se disputarán y que culminarán el próximo 6 de junio. Aunque eso sí, ahora los medios tanto impresos como televisivos tendrían que ser lo más veraces posibles, para así, contrastar con las redes sociales en donde es muy probable el manipuleo de imágenes que, por querer desprestigiar a determinado candidato o candidata, hagan parecer lo que no es, pues es muy sabido que hoy en día existe la posibilidad de desvirtuar imágenes para darles otro sentido, ya sea a favor o en contra, por lo que posiblemente será una lucha desigual, debido a que ahora hay más gente metida en las redes sociales que la que ve los periódicos impresos o ve noticias por televisión por el desprestigio que generaron algunos de estos medios a lo largo de su existencia.

Y si bien los ahora precandidatos que han comenzado su tarea de proselitismo ya cuentan con sus propios seguidores y simpatizantes, las redes sociales podrían desbarrancar a más de uno de ellos por aquello de “difama, que algo quedará”, porque es probable que haya mucha campaña sucia entre los mismos aspirantes a un cargo de elección popular.

Sea pues. Vale.


SI TE AGRADA ESTE PROYECTO AYÚDANOS A MANTENERLO Y CRECER, DONA A LA TARJETA OXXO 4766 8416 4653 8598

NUESTRO AGRADECIMIENTO.


 
Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *