Posible falta a la presunción de inocencia

Por Sergio Mejía Cano

Vaya que generó expectación entre varios sectores de la sociedad nayarita, la detención del expresidente municipal de Tepic, que ejerció su cargo de 2011 a 2014; sin embargo, y tal y como dicen los enterados en estos asuntos penales, de que al parecer como no se respetó la presunción de inocencia del ahora imputado, posiblemente la libre y salga de este embrollo fácilmente.

Y todo porque en varios medios informativos, así como portales de internet e inclusive en el portal de La Jornada de ayer domingo, mediante un reportaje firmado por la corresponsal Myriam Navarro, se cita su nombre completo y en algunos medios se pone la foto sin ningún tipo de restricción; y además, la acusación por lo que fue detenido en algunos de estos medios no se toma como un supuesto ni presuntos hechos, por lo que de acuerdo con los versados en estos casos y desde luego en leyes, se dice que con unos buenos abogados se le libere de inmediato y posiblemente hasta con disculpas de parte de las autoridades.

También es de llamar la atención que se tardaron seis años en esta detención, así que se especula que tal vez la actual administración estatal quisiera cerrar con al menos un broche, si no de oro, si de oropel, pues ya falta poco para que concluya esta administración de solamente cuatro años de duración.

Y llama la atención, precisamente porque desde antes de que terminara el trienio del ahora detenido, ya se rumoraba sobre ciertas anomalías en el manejo del presupuesto y, obviamente, una vez que hubo el cambio de la administración municipal, este rumor aumentó; sin embargo, todo quedó en eso de puro rumor y especulación sobre el mal manejo de las finanzas durante la administración del señor también conocido como “el toro”, y desde luego, ya desde entonces, así como ahora, respecto al impuesto que se le cobra a la población sobre el 12 por ciento en algunos pagos que se dice, tienen qué ir a dar a la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN).

Pero ¿por qué tantos años en llevar a cabo la detención de alguien al que se le pudo haber comprobado alguna falla desde el preciso momento del movimiento de entrega-recepción con la siguiente administración?

Así que ahora esperemos que esté bien integrada la carpeta de investigación y, así alegue el hoy imputado que se violó la presunción de inocencia al citar su nombre completo en los medios, aun así pueda ser juzgado y en caso de comprobársele los delitos por los que se le acusa, pague y cumpla su condena; quizás no tanto con fresco bote, sino haciéndolo que regrese lo que en ninguna forma le pertenece, en el supuesto caso de que salga a relucir cierto lo de dichas acusaciones. Porque es un clamor social desde siempre: que más le dolería a un funcionario público obligarlo a que regrese lo malversó a que se le meta a la cárcel, porque si no se le castiga haciéndolo regresar lo que malamente se llevó, al salir del bote, pues a gozar ahora sí plenamente de la vida y tan, tan, fin del asunto.

Se dice comúnmente, que lo tonto y el dinero son dos de las cosas que menos se pueden ocultar; sin embargo, también se dice que hay a quienes los podrían acusar de corruptos, pero jamás de tontos. Pero por más que alguien trate de ocultar dinero mal habido, siempre queda un hilo por el que se puede seguir la huella y así llegar hasta el último destino que se le haya dado; así se han descubierto cuentas bancarias en el extranjero, que si bien podrían estar a nombre de terceros, de todos modos se llega al fin del asunto debido a que va dejando el hilo conductor por donde quiera que va pasando; y si bien en algunos caso no se llega al fin del asunto, es precisamente por la corrupción e impunidad imperante que obviamente sentaron sus reales en nuestro país. Pero también como se dice coloquialmente: querer queriendo, tarde o temprano se da con el dinero obtenido mediante alguna anomalía en cuanto a presupuesto del dinero público se refiere.

Y claro que tampoco lo tonto se puede ocultar, porque es obvio que de acuerdo al comportamiento de una persona, salta a la vista su actuar de haber hecho las cosas a lo tonto y sin las precauciones debidas para tener más tiempo de que se descubra o apadrinándose con las personas adecuadas que le cubran las espaldas de la mejor manera posible; aunque como quedó dicho líneas arriba, tarde o temprano se encuentra la hebra del hilo que conduzca al meollo del asunto.

Así que basta con esperar a ver si el exalcalde de Tepic está bien apalancado o si no debe nada de nada.

Sea pues. Vale.


SI TE AGRADA ESTE PROYECTO AYÚDANOS A MANTENERLO Y CRECER, DONA A LA TARJETA OXXO 4766 8416 4653 8598

NUESTRO AGRADECIMIENTO.


 
Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *