Las elecciones no podrán ser interrumpidas por falta de dinero

Por Sergio Mejía Cano

Vaya, pues buen argüende se ha armado con la declaración del Gobierno del Estado de Nayarit, al decir que no cuenta con dinero suficiente con qué contribuir en los próximos comicios de este año, siendo que se entiende que tendría que ser un dinero ya etiquetado para tal efecto.

Las próximas elecciones para elegir gobernador, diputados tanto locales como federales, así como presidentes municipales, etcétera, debieron estar contempladas en el presupuesto de egresos en cuanto a los gastos que generarían dicho evento electoral, por lo que no se explican muchos ciudadanos el porqué ahora dice el gobierno estatal que no tiene recursos para solventar en lo que le toca participar, económicamente hablando.

Desde luego que esto ha despertado infinidad de especulaciones al respecto, debido que se supone que este dinero tendría que asegurarse y no tocarse hasta el momento que se requiriera ocuparlo.

Obviamente que algunas mentes se han ido más lejos en su pensamiento aduciendo que posiblemente se pretenda anular los comicios del próximo 6 de junio de este año, para que con ese pretexto, la actual administración estatal alargue su mandato un tiempo más, mientras llegan posibles recursos de la Federación; aunque en este caso, lo más probable es que precisamente el Gobierno Federal entre al quite y mande recursos para que todo se lleve de acuerdo a lo establecido. Sin embargo, todo esto de que no hay dinero, como aduce el gobierno del estado, en lo que le toca poner para que las elecciones se lleven a cabo en tiempo y forma, y si bien el gobierno federal entrara al quite, se tendría que hacer una investigación para averiguar el porqué no existe ese dinero que por fuerza debería estar contante y sonante porque ya tenía un destino específico, porque estas elecciones a nivel federal no se contemplaron de la noche a la mañana, sino que ya de antemano se tendrían que haber asegurado los recursos necesarios por parte del estado de Nayarit para hacer frente a los gastos requeridos que conllevan unas elecciones para cargos por voto popular, tal y como sucede cada tres y seis años respectivamente.

Así que se le tendría que preguntar al Congreso del Estado de Nayarit si se contempló el presupuesto para estas elecciones en el presupuesto de egresos aprobado por los diputados locales, y si así fue, entonces por qué no se cuidó que se guardaran esos recursos ya etiquetados y si se guardaron, pues entonces tener que seguirle la huella a ese dinero.

Porque el pretexto ese de que se prefiere atender el Sector Salud y el Sector Educativo, pues que suena un poco raro, porque se supone que a cada rama se les destinan los recursos económicos que se requieren, y en el presupuesto de egresos aprobado, se debió contemplar claramente para qué eran unas partidas y para cuáles eran otras; y si se tomaron recursos ya etiquetados para los comicios para atender otras ramas, pues se debió de haber avisado con el tiempo necesario para tratar de recuperarlos y tenerlos listos para lo que se etiquetaron.

Y en verdad que sería cosa de locos eso de que en caso de que se interrumpieran o no se llevaran a cabo las elecciones en Nayarit por falta de presupuesto, y por lo que hay quien piensa que esto obligaría al actual gobernador a seguir en el cargo hasta que hubiera elecciones, tal vez esto no ocurriría, porque está plenamente establecido que en actual gobernador tiene que dejar su cargo en septiembre de este año, por lo que por fuerza tendría que haber elecciones para gobernador y, en el hipotético caso de que no se hicieran las elecciones por equis motivo, pues se tendría que echar mano de la Constitución Política tanto local como federal para seguir el protocolo debido, pero de que fuera el mismo gobernador el que estuviera en el cargo más allá de septiembre de 2021, no sería Antonio Echevarría García. Si acaso un gobernador interino mientras se conforma otra fecha para otras elecciones.

Pero posiblemente todo esto de que no hay dinero en las arcas del gobierno del estado, nada más sea un petardo para tantear la reacción de tirios, troyanos, adversarios, afines y toda fauna que se interesa en el movimiento político. Porque eso de que se interrumpan las elecciones por falta de dinero, pues suena muy baladí; como muy fuera de lugar.

Sin embargo, tal y como dijo “El Principito: uno nunca sabe”, y todo podría suceder, tanto que no haya dinero como que de pronto aparezca o que sea la Federación quien aporte lo necesario y todo se haga en tiempo y forma.

Sea pues. Vale.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *