Erik Rivera hace un tributo a la distancia a Skywalker en el metro

>> Si comprendes tu infancia reconoces muchos aspectos de la vida: Rivera

>> El 4 de mayo se conmemora el Día Internacional de Star  Wars.

Por María Esther Beltrán Martínez     

Ciudad de México.-  La estación del metro Salto del Agua de la Ciudad de México es la sala  de exposición para la obra del artista mexicano Erik Rivera. Son más de diez óleos y bocetos que representan a los principales personajes de la saga de Star Wars durante mayo y junio del 2021.

En entrevista indicó que la exposición que presenta está nutrida de un sin fin de referencias de historia y referencias a obras del arte universal.

“Desde que tenía cuatro años vi las películas de Star Wars descubrirlas me ha hecho todavía más fanático desde que era un niño. Esta serie es el resultado de la mezcla de dos ríos importantes de inspiración, un sincretismo entre el arte universal como el arte medieval, barroco o renacentista y la ciencia ficción del cine, ambos como ilustraciones de un cuento infantil, un acceso directo a nuestro niño interior”.

Sin inauguración oficial, debido a la pandemia Covid 19, Rivera presenta un trabajo que está al alcance de todo el público que es usuario del metro. En su camino por los pasillos se encuentra con la obra y se detiene a contemplar cada personaje que con su color y expresión llama su atención y hace posible que exista una comunión con el usuario y la obra.

La dinastía Skywalker está presente. Retrata personajes como Baby Yoda, un Darth Vader presentando su imperio galáctico como un retablo medieval, la princesa Leia como una victoriosa virgen barroca, Boba Fett como un San Miguel Arcángel medieval en batalla o Jabba El Hutt dentro de una composición renacentista, etcétera, óleos sobre tela de más de un metro, hilados por el toque de la mirada infantil característico de Rivera, acompañado de algunos pequeños bocetos a lápiz y un texto de Luis Roiz, especialista en cine de ciencia ficción, terror y cultura pop.

El tema primordial de la obra de Rivera ha sido la infancia del adulto, personajes aniñados de miradas grandes y profundas que inquietan al espectador, por lo que esta exposición rinde tributo a la saga del director George Lucas, referencia obligada a más de cuarenta años en muchos de los ahora adultos, fans y no tan fans de la ciencia ficción y el arte pop.

Erik Rivera señala que se siente muy bien de poder llevar su obra al metro por cuarta ocasión, debido a que es un espacio privilegiado.

“Pasan miles de personas y muchas de ellas se detienen y se toman fotos y observan cada pintura, pero los que más disfrutan son los niños que hacen posible que los padres paren  y vean la exposición. He recibido comentarios de seguidores que se identifican con las obras. Sin duda alguna es una manera de llevar la cultura a un sector de la población que pocas veces se piensa en ellos”.

Rivera seguirá con la mezcla de colores, miradas, elementos, y composición de obras del arte universal con los personajes de la vida cotidiana o aquellos que formen parte de las noticias. Sin duda alguna El niño terrible no para y seguirá con muchos proyectos más a nivel internacional.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *