Habemus Gobernador

Por Sergio Mejía Cano

Este domingo 19 de septiembre, rindió protesta como nuevo gobernador Constitucional del Estado de Nayarit, el doctor Miguel Ángel Navarro Quintero; dos días antes, el 17, protestaron los neo presidentes municipales -de ambos géneros-, por lo que se cumplen expectativas y ahora, habrá que esperar los resultados que, esperemos sean los que esperan, ahora sí, todos los nayaritas.

Muy elocuente, congruente y contundente con la realidad del estado fue el discurso del ahora flamante gobernador Navarro Quintero. Discurso que se podría decir salió de su corazón, pues si bien nada más leyó al nombrar a los invitados a su toma de protesta, todas las demás palabras salieron espontáneamente en concordancia con su forma de pensar y sentir y desde luego, por lo dicho durante toda su campaña de proselitismo político; lo que indica claramente que todo lo dicho durante su campaña, no fue de dientes para afuera, sino que lo tiene todo muy bien pensado y obviamente, bien estructurado, pues se ha fijado una meta de la que por lo dicho en su discurso, no se ha apartado ni un ápice, lo que indica que, tiene el fiel compromiso de tratar de cumplir con lo dicho desde siempre. Tratar, porque se entiende que no todas las cosas se dan tal y como uno las desea, pues lo más probable es que a lo largo del camino encuentre algunos obstáculos, unos leves y otros más problemáticos. Sin embargo, el doctor Miguel Ángel Navarro, cuenta con un amplio apoyo no nada más del pueblo nayarita, sino del Gobierno Federal y de otras instituciones con las que ya ha platicado respecto a los problemas económicos por los que atraviesa la entidad ahora a su cargo. Problemas que él mismo mencionó en su discurso de toma de protesta: deudas con el IMSS, con el SAT, con el INFONAVIT y, desde luego, con la enorme deuda que arrastra la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN).

En su discurso, Navarro Quintero mencionó que las campañas políticas no significan jugar vencidas, sino sumar esfuerzos. Y mencionó las tres “H” que enmarcarán y lo han enmarcado desde siempre: la humanidad, la honestidad y desde luego, la humildad, y esto último no significa nada más que dignidad y empeño a hacer bien las cosas; por lo que hizo un atento llamado a sus colaboradores a que se conduzcan con esas tres “H”, conminándolos a trabajar mirando en todo momento por el bienestar de la población nayarita, recordándoles que, así como han pasado siglos y décadas, así pasarán estos seis años. E hizo un punto de reflexión sobre quiénes podrían ser considerados los corruptos, como aquellos que antes de velar por la ciudadanía en alguna obra, piensan en cuánto les dejará de ganancia aquello que van a emprender, los médicos que les dicen a sus pacientes que en el hospital público no los puede atender bien, pero que por fuera sí; aquellos que en una urgencia que se da a las ocho de la noche, llegan a las diez u once, tres horas después de que se presentó la urgencia. A los maestros que llegan un miércoles y se regresan el jueves de aquellas partes rurales muy lejanas.

Enfatizó también el doctor Navarro Quintero que la vanidad, el egoísmo y la soberbia de nada sirven cuando se trata particularmente de la Salud. Así que ahora, se tiene proyectado en Nayarit, la creación del hospital del IMSS-Bienestar; se les pondrá más atención a los hospitales de Rosamorada, de San Pancho, de Tondo Roque y desde luego, al hospital de La Mujer.

Navarro Quintero, al hacer referencia a la deuda del estado con el IMSS por mil 200 millones de pesos, volteó a mirar a alguien cuando lo dijo, por lo que quedó la duda si estaba viendo al ahora exgobernador Antonio Echevarría García o a quien estaba a la izquierda del señor Echevarría, porque el doctor volteó dos veces al mencionar esta deuda, dando a entender aquello de “te lo digo Juan, para que me entiendas, Pedro” o algo así.

En sí, despertó buenas esperanzas este discurso de toma de protesta del ahora gobernador Miguel Ángel Navarro Quintero. Sin embargo, algo que también llamó y mucho la atención, fue la ausencia de dos exgobernadores: Roberto Sandoval Castañeda y Ney Manuel González Sánchez; el primero ya se sabe que por obvias razones no pudo estar presentes; pero de Ney, sí que llamó mucho la atención su ausencia, por lo que quienes estábamos mirando esta toma de protesta entre familiares, amigos y conocidos, nos hicimos la misma pregunta como puestos de acuerdo: ¿y Ney dónde está? ¿Por qué no está presente si hasta compadre es del doctor Navarro Quintero?

Sea pues. Vale.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *