Los tiempos de López

Que toda la sabiduría es fría y que con ella 

es tan difícil ordenar la vida como forjar hierro frío. 

Ludwig Wittgenstein 

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez 

Estimado lector, gracias. En este espacio le he dicho que López Obrador que se dice un liberal en toda la extensión de la palabra resultó más conservador que varios a los que señala de serlos. Si el tiempo se pudiera regresar, quizás sus ideas y propuestas del tabasqueño serían de vanguardia, pero de los años 70 del siglo pasado, quizás un buen representante del régimen del Revolucionario Institucional de intolerantes donde se formó y que ya instalado en la presidencia en pleno siglo XXI pretende emular. 

Basta echar una mirada a los temas a los que les rehúye y que se discuten en todo el mundo y vamos en un contrasentido por su necedad de construir algo llamado 4T que solo existe en  su mente, al presidente le disgusta hablar de la violencia de género y hasta ha descalificado ese movimiento, no se pronuncia sobre el aborto, se encuentra muy cercano a grupos religiosos y se comporta como líder de una secta, no quiere ni escuchar a los papás de niños con cáncer que los han estigmatizado como influenciados por la maldita derecha, tiene arranques similares a los de sus amigos dictadores latinoamericanos, aunque creo que nunca llegaremos a eso. 

El presidente es incapaz de escuchar a sus cercanos y que tiene ahí en el gabinete para que lo aconsejen, pero sobre todo para que operen en los cargos asignados, mientras que en el Congreso de la Unión tiene una serie de legisladores que son capaces de pasar reformas sin mover una coma. Así llegamos a la hora de las definiciones veremos si los del PRI terminan de cavar sus tumbas políticamente hablando si votan su reforma eléctrica, de ser así, si los del PAN les perdonan la afrenta para ir en alianza en los procesos electorales del próximo año. 

En la última reunión entre México y Estados Unidos donde se tocó el tema seguridad, se pudo leer como un severo jalón de orejas a Marcelo Ebrard y a la política migratoria que se ha implementado, al tráfico de drogas y a la nula respuesta de controlar al crimen organizado, luego de la fiesta en la que se convirtió la CELAC, dicho sea de paso, también de ellos se dicen de vanguardia y han sumido a los que dicen defender en cifras macabras de pobreza. 

El asunto no queda solo en la política interna, con esa reforma eléctrica se puede convertir en un lastre internacional e infringir hasta las normas del T-MEC y salga más caro el remedio. Las agendas de Joe Biden y de López simplemente son incompatibles en temas de medioambiente y de generación de energía, por lo pronto el enviado del gobierno de EU, John Kerry, defendió la energía eólica y solar ante el hijo de Macuspana que quiere privilegiar el petróleo y el carbón como en los años 70. Dígame si no parece que hemos retrocedido por lo menos a los tiempos del otro López, los de López Portillo. 

En los temas de la procuración de justicia por más que nos digan que el fiscal Gertz es autónomo, realmente responde a lo que dicen desde Palacio Nacional y así aplican la ley, bueno por eso lo de Guillermo Padrés y Emilio Lozoya quienes van y vienen a su gusto, mientras no hay claridad con Rosario Robles, aquí vamos en los tiempos de los liberales, pero del siglo pasado… Mejor ahí la dejamos. 

Entre Palabras 

¿No que ya se había resuelto el desabasto de medicamentos? ¿Cuántas vidas han costado? 

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_. 

Hasta la próxima. 

 

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *