Pacificar al país… ¿Para cuándo?

La filosofía es una lucha contra 

el embrujamiento de nuestra 

inteligencia mediante el uso del lenguaje. 

Ludwig Wittgenstein 

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez 

Estimado lector, gracias. Por más cegado que este o se le siga dando el voto de confianza a la 4T la verdad es que no hay como ayudarle en eso de la inseguridad, claro que ellos ya presentaron sus cifras alegres y como este va que vuela para ser el sexenio más violento, incluso que los de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, en tiempos de los superiores morales cualquier ápice positivo resulta motivo para pregonar que se está cumpliendo, eso resulta una más de las tomadas de pelo matutina y sistemáticas de mentir con la verdad. 

Así se han ido 30 meses desde que López Obrador asumió el cargo y dijo que desde su llegada se sentiría el cambio, queda de manifiesto que el puro ejemplo de un mandatario honesto repartiendo abrazos ante los balazos no basta para meterle freno a tanta violencia, los plazos para entregar resultados el mismo se los ha puesto y los ha infringido una y otra vez. Claro que ante las críticas sigue culpando a los conservadores, a Calderón y su guerra y disculpa al ahora gobernador de Sonora Alfonso Durazo quien tiró el cargo de secretario de Seguridad y Protección Ciudadana para irse a la campaña. 

Desde la llegada de «Risa» (Rosa) Icela Rodríguez a la titularidad de la SSPC las cosas andan de cabeza, con eso de que la funcionario no tiene el perfil y cree que la República tiene 50 estados, se dedica a la vacunación y hasta de marchante la han ocupado en eso de los tianguis del bienestar pues está muy distraída para ocuparse del objetivo de la posición para la que la eligió el Pejelagarto, aunque sabemos que las decisiones las toma él, así pasó con el apapacho a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín «El Chapo» Guzmán, convirtiendo el día que el tabasqueño lo dejo ir, en su primer gran fracaso en eso de pacificar al país. 

Y que no nos vengan con el petate del muerto en que Rosa Icela es la primera mujer en ocupar el cargo y por eso las criticas misóginas, si el primero en descalificar esa lucha ha sido el inquilino de Palacio Nacional, el asunto no es de género, es de resultados, sobre todo cuando el crimen organizado ha dejado 102 mil 766 muertos, 13 mil 246 desplazados y 131 mil huérfanos, familias rotas con sus desaparecidos y la esperanza de encontrarlos. 

Para muestra de que los esfuerzos que realiza el gabinetazo de seguridad y sus reuniones a las 6 de la mañana no ha dado buenos dividendos, esta semana Canadá advierte a sus ciudadanos que ante «los altos niveles de violencia y crimen organizado» se abstengan de visitar Chihuahua, Colima, Guerrero, Durango, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Sinaloa, Tamaulipas, Sonora, Coahuila, Morelos y Guanajuato, en el pasado reciente también EU ha lanzado esas advertencias. 

Otro pulso que nos regala esta semana es el informe de la Sociedad Interamericana de Prensa que alerta de las amenazas del crimen organizado contra periodistas, las descalificaciones del presidente Andrés Manuel López Obrador y el asesinato de seis comunicadores en la primera mitad de este año. Pero no les importa son fríos y lo mismo ataca a los activistas, ambientalistas y hasta científicos. 

En ese tema de la seguridad y la pacificación no por repetir una mentira se va a convertir en realidad y esa nos consume todos los días. «Abrazos y no balazos» … pero mejor ahí la dejamos. 

Entre Palabras 

¿Gritos y sombrerazos en San Lázaro? A nadie sorprende, ese es el nivel de nuestros representantes. 

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_. 

Hasta la próxima. 

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *