Andrés Manuel ya no se llama así

No es ninguna vergüenza tener la cara sucia, 

la vergüenza es no lavársela nunca. 

Truman Capote  

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez 

Estimado lector, gracias. Lo hemos repetido hasta el cansancio, al presidente López Obrador lo engañan sus más cercanos, parece que le tienen miedo por los corajes y berrinches del tabasqueño, así le sucedió con la reprimenda que le puso a Jorge Alcocer secretario de Salud y a Juan Ferrer director del INSABI por el desabasto de medicamentos, una y otra vez ha empeñado su palabra de que llegarán los fármacos a quien los necesita, y una y otra vez ha quedado mal. 

No es un secreto que había corrupción en el sistema de compras anterior, pero los morenos lo borraron de un plumazo para dar paso a más corrupción con asignaciones directas, únicamente porque los de la 4T y su líder consideran que no lo son, o les perdonaron sus pecados, así desataron el peor desabasto de medicamentos de la historia reciente del país. Eso sí, los partidarios del Pejelagarto repiten sin cesar que son diferentes, que los padres de niños con cáncer son parte de una guerra sucia, no les importan los mil 600 menores que fallecieron por esta causa. 

Andrés Manuel deberá cambiarse el nombre, dijo en su mañanera que dejaría de llamarse así, si no se distribuyen las medicinas con el nuevo sistema, la pregunta es ¿Con cuál sistema? Si el IMSS, el INSABI, el ISSSTE y hasta hospitales militares acusan falta de esos insumos, no cabe duda que la transición del Seguro Popular a este nuevo llegó en el peor momento, así nos sorprendió la pandemia del SARS-CoV-2 somos el cuarto lugar a nivel mundial en muertos por esa causa con 293 mil 186, pero estiman que podrían ser más de 700 mil. 

En el rubro del cáncer de mama también hay protestas, el cortar recursos para organizaciones como FUCAM que se dedican a la detección y tratamiento de este mal, ha puesto en estado de vulnerabilidad a este sector. En México se detectan 180 mil nuevos casos de cáncer anualmente y sigue aumentando, según las cifras de la OMS, esas que no le gusta escuchar al inquilino de Palacio Nacional. 

Imagine usted estimado lector, cuánto tiene que desembolsar una persona enferma en sus tratamientos contra el cáncer, cuánto tiempo debe esperar para que en el IMSS le den una cita con el especialista, se estima que el gasto oscila en 30 mil pesos al mes, eso con los programas sociales a solventarse pues el promedio son 3 mil 100 pesos por bimestre, a esto hay que sumarle la creciente inflación que llega al 7.05 % y la pérdida del poder adquisitivo. 

Los pacientes con VIH también se quejan por no tener sus tratamientos que son vitales, se disparó hasta en 500% según los datos del colectivo Cero Desabasto que agrupa 60 organizaciones, mientras estos quedan a su suerte la CNDH ni se inmuta por mandar recomendaciones al gobierno de la 4T, ya sabemos que ahí despacha una de las fieles seguidoras del caudillo de Macuspana, para eso la pusieron ahí. 

Así vamos, pero López está pensando en su festejo de tres años al frente del gobierno, todo esto en plena pandemia pues todavía no se termina, no hemos tenido un día sin contagios ni muertos desde el 2020, nunca se domó la pandemia, eso sí el Zócalo de la Ciudad de México estará lleno de aplaudidores, quizás ahí anuncie que dejará de llamarse Andrés Manuel porque el desabasto va para largo… mejor ahí la dejamos. 

Entre Palabras 

Bodas de odio, se casa García Harfuch y quieren que sea discreto el asunto, ya sabemos que luego los renuncian y Claudia Sheinbaum le tiene prometido que tarde o temprano será el titular de la SSPC. 

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_. 

Hasta la próxima.   

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *