Ojalá se atienda la petición ciudadana para desmontar “El Parquecito”

Por Sergio Mejía Cano

Ayer 25 de noviembre, se cumplió un mes en que se dio acuse de recibo al oficio que presentó la junta de vecinos de la colonia Flores Muñoz, solicitando se desmonte el predio ubicado al oriente de la ciudad, precisamente en donde hace curva la avenida Allende, prácticamente al norte de la estación del ferrocarril, como seña, en donde existe un enorme tinaco y que, la gente le ha dado en llamar “el parquecito”; esto porque en dicho lugar hay algunos juegos mecánicos, también en franco deterioro.

Sin embargo, pasado un mes no se ha dado respuesta a tal petición ni por escrito o de palabra y mucho menos de acción. Esto es preocupante por la contaminación no nada más visual, sino ambiental y más, por la inseguridad que representa tanto de día como de noche, ya que la maleza que ha crecido considerablemente puede ocultar fácilmente a uno o más malhechores; y desde luego por la noche, al quedar completamente a oscuras este lugar que en sí, es un paso obligatorio para mucha gente por significar una salida hacia la avenida Allende, así como paso para infinidad de personas que atraviesan el puente peatonal para cruzar las vías del ferrocarril y que viven en la colonia Tierra y Libertad y que, por diversas razones cruzan dicho puente (también ya en muy malas condiciones), ya sea para abordar las diversas rutas de camiones o combis que van al centro de la ciudad y otros rumbos. Pero no nada más está enmontado este lugar, sino ya también se ha estado acumulando basura que, cada día se acumula más y más y, sobre todo, en la acera de la curva que hace la prolongación de la citada avenida.

Antiguamente, este predio que ahora ocupa el parquecito, era área operativa del entonces Ferrocarril del Pacífico, pues ahí estaba la vía en donde mediante una garza, se llenaban las calderas de las locomotoras a vapor, también estaba una vía denominada “la durmientera”, y que se utilizaba para descargar precisamente los durmientes tanto nuevos como de desecho; y también ahí estaba la rampa norte que servía para colocar las plataformas denominadas como “Piggy Back” que eran unas unidades de arrastre con capacidad para portar dos cajas de tráiler refrigeradas con motores “Termo King”, y que transportaban frutas, verduras y legumbres y todo tipo de mercancía perecedera para ser llevada y traída a y de todas partes del país. Y también ahí existía otra vía para estacionar cabuses y coches privados.

Cuando terminó de dar servicio el Piggy Back y, estar otras vías para los cabuses en las inmediaciones del taller de máquinas, a un lado del centro deportivo “Moscú 80”, se levantaron las vías de la rampa, así como la de la garza emisora de agua, el predio que ya no fue operativo para el ferrocarril, se cedió al municipio precisamente con la intención de crear ahí un espacio de esparcimiento para quien quisiera pasar un buen rato llevando a sus niñas y niños a divertirse en los columpios y resbaladeros y demás juegos que ahí se colocaron para lo mismo.

Obviamente que este espacio para diversión de los vecinos y demás gente que acudía ahí, tuvo su era de esplendor, pues llegó a tener luminarias que, por la noche, era grato pasar ahí un buen rato, sobre todo para las parejas de novios. Pero como nada es para siempre, al dejarse de lado el mantenimiento adecuado de dichas luminarias, ahora están victimadas por el vandalismo; no tanto así lo amontonado, porque jamás se había tardado tanto tiempo ninguna administración municipal en turno para desmontar este lugar, tanto como hoy en día. Porque si bien se olvidaron de las lámparas que iluminaban durante la noche, el desmonte era frecuente, así como pintar y poner grasa a los columpios para que no rechinaran con su movimiento.

Se entiende y se está de acuerdo por parte de los vecinos y demás colonos que, esta administración municipal es incipiente, con poco más de dos meses de haber entrado en funciones, y que tal vez apenas se estén acomodando y haciendo sus planes para el desarrollo municipal; sin embargo, en estos más de dos meses ni la Plaza Principal, frente a Catedral ha merecido la atención adecuada, pues las fuentes de los delfines y las ranas, permanecen secas y muy descuidadas, pues se dice que se les dará su manita de gato, pero ¿cuándo? Y lo mismo sucede con la Plaza Antigua, en el cruce de las calles Hidalgo y Zacatecas que, también luce muy descuidada. Así que, por lo mismo, los vecinos de la colonia Flores Muñoz, en el entendido de esperar turno, podrían esperar para ser atendidos.

Sea pues. Vale.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *