Pensamiento político LVIII

Por José Guadalupe Rocha Esparza

Danton fue uno de los más notables oradores y estadistas de la Revolución Francesa, inspirador de la política exterior del Comité de Salvación Pública e infatigable lector. Abogado, ministro de Justicia, creador del Tribunal Revolucionario y apóstol de la resistencia. Mostró extraordinario valor y arrebatadora elocuencia hasta sus últimos momentos, previo a la guillotina.

Jorge Jacobo dijo al verdugo en el propio tablado del patíbulo: “Enseñarás mi cabeza al pueblo; bien vale la pena. Es preferible ser guillotinado a guillotinar. Aunque desprecio a los traidores, no temo a los asesinos”. Decía que es muy fácil hacer juicios después de pasados los aconteceres y no es tan fácil antes de que el velo del futuro se haya levantado. Al tiempo.

Proclama que un pueblo republicano no debe librarse de sus enemigos por medio de la corrupción, el asesinato y el veneno, sino una nave gobernada con el timón de la razón, por hombres grandes y políticamente capaces, caballeros de estampa que no puedan comprarse ni venderse, ajenos a la ambición, la calumnia o la concupiscencia, consagrados por entero al país.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.