El terrorismo es promovido y provocado por Estados Unidos

Por Sergio Mejía Cano

En verdad que ya no resulta sorprendente la desfachatez de los gobiernos gringos, cuando presumen al mundo haber asesinado gente en otros países e incluso hasta han demostrado indolencia cuando en su propio país les quitan la vida a personas afroamericanas, asiáticas y, desde luego, latinos.

Como ahora en que se vanaglorian al anunciar con bombo y platillo haber matado al supuesto líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, presunto sucesor de Osama Bin Laden, para así, acabar de una vez por todas con un foco de terrorismo.

Obviamente que, como lo cobarde que son los gobiernos gringos, matan de lejos y jamás de frente. Pero, ¿qué es en sí el terrorismo y quién lo promueve en realidad? Pues precisamente los mismos gringos, al estar invadiendo la mayor parte del mundo haciendo que se maten entre sí pueblos hermanos, todo para proteger sus intereses, vendiendo armas al por mayor, fortaleciendo así su industria armamentista que es lo que ha hecho fuerte a ese país del norte del continente americano.

Para mucha gente persiste el síndrome de “indios y vaqueros”, pues en infinidad de películas referentes a la expansión de los migrantes europeos en el continente americano, masacraban tribus nativas; tribus que, al tenerse que defender, los gringos de ese entonces hacían parecer como los malos de la película a esas tribus que, lo único que hacían era defender lo suyo.

Así hoy en día, en que los gobiernos gringos han hecho parecer como los malos del mundo a los habitantes de los países que han invadido, quienes, al igual que aquellas tribus norteamericanas, lo único que hacen es defenderse contra la invasión estadounidense.

Si esas naciones invadidas y ocupadas por tropas gringas no tienen la capacidad militar para enfrentar abiertamente a ejército de los Estados Unidos, entonces ¿de qué otra forma se podrían defender esos países? Pues obviamente con guerra de guerrillas, método al que se le podría llamar terrorismo siempre y cuando atacan intereses gringos, porque así conviene a los norteamericanos para seguir justificando sus invasiones y asesinatos por prácticamente todo el mundo.

Sin embargo, se podría afirmar que el terrorismo lo promueven los mismos gobiernos estadounidenses por así convenir a sus propios intereses y, por lo mismo, y sin que sea una teoría de la conspiración, se podría afirmar que, en muchos de los ataques que supuestamente han sufrido los gringos, no en su propio país, desde luego, sino en otras partes del mundo, han tenido que sacrificar ciudadanos gringos para prender la mecha y así encender el espíritu bélico de buena parte de los ciudadanos estadounidenses clamando venganza, tal y como sucedió con el ataque a Pearl Harbor en las islas de Hawái, en medio del océano Pacífico, el 07 de diciembre de 1941, pues está documentado que fue el mismo gobierno gringo quién obligó a los nipones a atacarlos, porque gran parte del pueblo estadounidense no quería que su país entrara al conflicto generado en Europa, sin embargo, al día siguiente del ataque a Pearl Harbor, se ha documentado que las oficinas de reclutamiento estaban abarrotadas por jóvenes clamando venganza. Hecho que le sirvió al gobierno gringo de aquel entonces para ingresar a la ahora llamada Segunda Guerra Mundial.

Algo similar podría haber sucedido a finales del siglo XIX, cuando los gringos decidieron expulsar de una vez por todas a los españoles de esta parte del continente, al hacer explotar un buque acorazado de nombre “Maine” en un puerto de Cuba, que era uno de los últimos reductos de la colonia española. Ahora con el tiempo, se ha documentado que, si bien en un principio se dijo que había sido un accidente, pero posteriormente, de acuerdo a otros datos históricos, se confirmó que fue un autoatentado para así declararle la guerra a España, país que ya no tenía la fuerza de antaño para sostener una guerra tan lejos de su terruño. Así que al gobierno gringo de aquel entonces no le importó sacrificar unas cuantas vidas de sus ciudadanos, para así adueñarse de la isla mayor de las Antillas: Cuba la Bella.

¿Y por qué el gobierno mexicano de Manuel Ávila Camacho se vio obligado a entrar a la Segunda Guerra Mundial? Pues precisamente por el hundimiento de los buques petroleros de bandera mexicana, Potrero del Llano y Faja de Oro, hundimiento atribuido a los alemanes; sin embargo, con lo desconfiados que han sido los gringos desde siempre, ya mero iban a permitir los estadounidenses que los alemanes se acercaran a las costas americanas.

Sea pues. Vale.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.