Se sigue luchando en el rescate de los mineros

Por Sergio Mejía Cano

Después de 12 días sigue la angustia tanto de familiares como gran parte de México y del mundo, respecto a la situación de los mineros atrapados en una mina de carbón en Sabinas, Coahuila; y más, debido a que durante todos estos días se ha dedicado todo el tiempo a extraer agua de los pozos en donde se dice que quedaron atrapados estos mineros, sin que, en realidad, de acuerdo a familiares y expertos en el tema, signifique en realidad que se pueda esto, considerar un rescate en sí.

Pero, ¿qué más se podría hacer si el agua es la que impide llegar hasta el lugar en donde se podrían encontrar los mineros? Porque el problema ahora, al paso de tantos días es saber si continúan con vida, por la posibilidad de la falta de alimentos y agua, sí, agua, aunque suene paradójico; y esto porque se dice que un cuerpo humano podría aguantar sin alimentos hasta 12 días, pero no sin agua, ya que esta posibilidad se reduce a un promedio de entre cuatro a siete días. Y si bien existe la posibilidad de que podría hacer agua al alcance de los mineros, la calidad de la misma podría no ser óptima para el consumo humano.

Desde luego que ya comenzaron a circular teorías de la conspiración cuando alguien dice que qué tal si no se llegaran a encontrar los cuerpos de los mineros y de que todo haya sido un síndrome de Panchito o de Frida, supuestos infantes atrapados por los escombros en los terremotos de septiembre de 1985 y 2017, respectivamente. Sin embargo, ahí están los familiares de los mineros atrapados verificando las maniobras y con la esperanza de que sean rescatados dichos mineros; pero ya desde ayer en algunas de las redes sociales y portales de internet de algunos medios informativos, ya salió una señora, supuesta esposa de uno de los mineros diciendo que, con tantos días de espera, claro que lo mejor sería que los recataran con vida y, que, de no ser así, pues al menos rescatar sus cuerpos. Esto, obviamente que habla de ser congruente con la realidad por ser ya tantos días debajo de la tierra sin alimentos y posiblemente sin agua y, lo que sería peor, sin aire para poder respirar.

El rescate de los mineros atrapados se ha convertido en un tema recurrente entre familiares, amigos y conocidos, por lo que en pláticas referentes, se oye a una persona diciendo que por qué, ahora con la tecnología de la maquinaria existente para abrir cerros y montañas en la construcción de caminos, por qué no se abre un enorme boquete para así, llegar a los mineros atrapados; sin embargo alguien más comenta respecto a esto de abrir un boquete que, si bien no hayan muerto ya por inanición los mineros, podrían correr el riesgo de morir aplastados por los escombros que generaría la maquinaria al abrir dicho boquete, debido al reblandecimiento del terreno tanto por el agua acumulada como la que ha caído por lluvia, porque se ha informado que ahora, por si fuera poca la calamidad, han caído fuertes lluvias en la zona de la mina que, al parecer continua anegada por el agua y lodo, lo que hace dada día más imposible poder llegar al lugar en donde supuestamente quedaron atrapados los mineros; supuestamente, porque desde un principio se contó con la esperanza de que dichos mineros hayan quedado en una burbuja de aire y que así, existían más posibilidades de encontrarlos con vida. El problema sería que, con tanta agua acumulada y la que se ha filtrado a esa mina haya llenado todos los espacios sin dejar alguna posible burbuja de aire.

Sin embargo, siempre debe de prevalecer el pensamiento positivo y que, las ganas de vivir fortalezcan a los mismos mineros atrapados y de alguna forma estén haciendo hasta lo imposible por sobrevivir.

Y si ahora se han dedicado los rescatistas a extraer agua sin poder llegar a tener contacto con los mineros, ¿de qué otro modo se podría hacer un rescate más probable? ¿Y por qué tantos problemas para el rescate? Desde luego que esto quiere decir que jamás se previó cómo rescatar a quien quedara atrapado en una de estas minas, por lo que desde luego que tiene que haber responsables que deben ser presentados ante la justicia de inmediato, porque no es algo nuevo el que mineros queden atrapados, ya que después del problema en Pasta de Conchos, accidentes similares han seguido ocurriendo y, como se ha informado, estos accidentes han permanecido en la opacidad sin darse a conocer de bien a bien; pero se siguen dando, con pérdidas de vida de mineros que quedan en el anonimato y sin responsabilizar a nadie en absoluto; jamás.

Sea pues. Vale.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.