Una transformación que requiere de todos

Por Alfredo Padilla

El Diputado local del Partido del Trabajo (PT), Aristeo Preciado Mayorga, afirmó que la colaboración sincrónica de los diferentes órdenes de gobierno: federal, estatal y municipal, cada cual desde su propio campo de acción, y de contacto permanente con las demandas y necesidades populares, por ahora, que en su mayor parte integran un proyecto ideológico afín, si bien ha dado pauta para consumar importantes planes de acción, y en particular desde la 33 Legislatura, iniciativas, decretos y propuestas enfocadas a responder a la problemática de los ciudadanos, existe un desafío mayúsculo, y es el de lograr una mayor participación popular que venza eficazmente la apatía, por cuanto el desinterés en lo que conciben por política ante tanto tiempo de una práctica alejada de los intereses sociales, mantiene una merma importante de credibilidad.

En sesión de “Diálogo…cuestión y visión”, con los periodistas Alfredo Padilla y Marco Vinicio Jaime, el Legislador Preciado, habló por tanto, sin mayor preámbulo del esfuerzo que ha efectuado a pocos días de cumplirse el primer año de ejercicio constitucional, toda vez que frente al citado reto, expresó, ya no basta con tan solo acudir al Distrito que representan, que en su caso, es el VIII (compuesto por 60 colonias ubicadas hacia el norte de la Ciudad) y platicar, prometer y resolver peticiones y problemas, sino que las nuevas condiciones inherentes en el comportamiento de los ciudadanos, exigen de una comunicación en ese mismo nivel, equivalente a sus peculiares y muy elevadas expectativas.

Por tanto, es necesario, enfatizó, enriquecer los canales de comunicación tanto con los comités de acción ciudadana, lo mismo que, inclusive, con las familias representadas, toda vez que urge generar en ellas la fuerza que les mueva a integrarse de forma contundente a la actividad de sus autoridades, encontrar pues el motivo razonado que supere el escepticismo -que puede ser normal con la entrada de un nuevo gobierno-, dotando a la ineludible presencia constante en el distrito y sobre todo de accesibilidad al gobernante, Regidor o Diputado, de la empatía que genera confianza para romper la barrera tradicional que pueda existir entre ciudadanía y gobierno.

Aristeo Preciado al poseer una raigambre de lucha social, ya que, según señaló, le tocó en su momento ser parte esencial de la fundación de la colonia Venceremos, hacia el Oriente de la Capital, con características precisamente emanadas de la lucha organizada y pensamiento de izquierda, le permitió acceder a responsabilidades políticas, como Presidente de Acción Ciudadana, Regidor, y ahora Diputado. Así, tal experiencia le ha permitido asimismo entender al pueblo, y comprender que la educación de nuestros días, donde todo está cambiando de forma cada vez más drástica, radica en fortalecer los valores desde el núcleo de la sociedad, que es la familia, a efecto de que la agudeza crítica que también ha evolucionado en el pueblo, se enriquezca con la transformación que logre forjarse en cada ciudadano, hasta empatarse con las bases que sustentan por su parte, el consabido proyecto de la denominada 4T, que encabeza desde la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, toda vez que esta no es del todo responsabilidad del gobierno, sino que urge activar ese mecanismo que abra la puerta a que surja en gran manera de la ciudadanía para la ciudadanía. “Un pequeño cambio -agregó- desde el interior de cada persona, sí puede cambiar al mundo”. Con esta frase terminó el Diputado su participación en está amena sesión, dejando sobre la mesa la cuestión: ¿qué se hará finalmente, cómo y cuándo para consolidar el cometido?

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.