Julio César López Ruelas, Secretario de Administración y Finanzas de Nayarit

Por Sergio Mejía Cano

El Secretario de Administración y Finanzas del Estado de Nayarit, contador público, Julio César López Ruelas, compartió el pan y la sal con la Unión de Columnistas y Articulistas de Nayarit (UCAN), bajo la dirección del licenciado Ezequiel Parra Altamirano, en donde informó sobre los problemas resueltos y por resolver, así como los avances que ha tenido la actual administración, en lo que a la administración de las finanzas se refiere.

López Ruelas estuvo en la mejor disposición para responder las preguntas de los integrantes de la UCAN ahí presentes, después de dar una amplia explicación respecto a lo que es su administración dando detalles y pormenores de lo que se ha hecho hasta el momento, aclarando desde luego, que no podría responder de cosas que no están bajo su dominio o que no está en sus manos responder por asuntos de otras dependencias.

Coincidió el encargado de las finanzas del estado de Nayarit, con lo dicho por el gobernador, doctor Miguel Ángel Navarro Quintero, al decir que la entidad tiene prisa, sobre todo al haber recibido al estado en franco deterioro sobre todo en infraestructura, por lo que sus instrucciones a sus colaboradores actuar a la voz de ya. También señaló que encontraron al estado en una situación muy precaria sobre todo en endeudamientos económicos como en los SEPEN, en el ISSSTE, en el FOVISTE, con el SAT; prestaciones que se les adeudaban a los trabajadores al servicio del estado, adeudos millonarios que poco a poco se han ido cubriendo teniendo que recurrir a préstamos para a su vez, prestarle también a la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), en donde igualmente se detectaron serias anomalías en cuanto a sus finanzas, por lo que con dicho préstamo fue que se pudo paliar el pago de nómina para solventar hasta donde se ha podido los adeudos a los trabajadores y planta educativa. En sí, el endeudamiento en que encontraron a Nayarit, fue de casi 20 mil millones de pesos, tanto en deuda corriente como en deuda pública con Banobras y otros dos bancos.

La anomalía más frecuente que se encontró fue en la cuestión de impuestos retenidos a los trabajadores; pero no entregados al SAT, así como las cuotas retenidas y no entregadas al IMSS y al ISSSTE, tanto a los trabajadores de la UAN como del estado, respectivamente.

Igualmente, López Ruelas habló del quebranto en el Fondo de Pensiones, con el que el actual gobierno se ha solidarizado aportando de entrada con 700 millones de pesos para solventar dicho fondo. Y, en la misma forma, se está combatiendo la opacidad que se tenía con los bienes asegurados, al presentar serias anomalías al momento de su adquisición, por lo que ahora, se están aprovechando estos aseguramientos de inmuebles para que sean en beneficio de la sociedad, así como subastando bienes personales como relojes finos y determinado tipo de joyas

Y a propósito del Fondo de Pensiones, hoy en día existen más de mil solicitudes para pensionarse; sin embargo, no se pueden cubrir dichas pensiones precisamente por el quebranto sufrido desde el año 2015 de dicho fondo que quedó prácticamente vacío en sus arcas debido a ese quebranto. Y precisamente por esto, se está buscando un sistema que coadyuve en bien de este fondo y, el que se ha visto más viable es el sistema que se ha implementado en Quebec, Canadá, por lo que se está sopesando la situación y así, trasladar ese sistema al estado de Nayarit.

Dijo el CP Julio César López Ruelas que, por el momento, es precisamente el Fondo de Pensiones el que más quebraderos de cabeza le ha causado a la actual administración estatal, al no haber el dinero suficiente para cubrir las pensiones, pues se necesitan mensualmente 90 millones de pesos para cubrirlas y nada más se recaudan 30 millones, con las cuotas del 13 por ciento que se les retiene a los trabajadores activos. Y otro problema más, es el que ahora contractualmente se están pensionando con 30 años de servicio y con 50 años de edad, por lo que un trabajador que haya entrado a laborar con 20 años de edad, más 30 de servicio y, pide su pensión a los 50 de edad y, si la expectativa de vida hoy en día se estima en un promedio de 70 a 78 años de vida, serían esos 20 o 28 años más que se le tuviera que seguir dando su pensión a ese trabajador. Así que es por esto mismo que se está buscando la manera para poder sostener el pago de la pensión durante todos esos años.

La situación es difícil para la actual administración debido a las deudas heredadas de las pasadas administraciones.

Sea pues. Vale.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *