(VIDEO) ES EL TIEMPO DE LAS MUJERES: ALBA ZAYONARA RODRÍGUEZ

>> La consejera y expresidenta del Instituto Estatal Electoral, nos habla de su desarrollo profesional de los avances de la mujer en todos los ámbitos y de cómo deben sortear todo tipo de barreras y prejuicios.

Por Manuel Rueda

Licenciada en derecho por la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), la Consejera Electoral Alba Zayonara Rodríguez Martínez, quien es hoy maestra en Derecho Electoral, nos habla acerca de su desarrollo profesional, como madre, como esposa y sobre todo como mujer, proceso que con dificultades que dice en su mayoría son por prejuicios propios de ese género, que ella ha logrado superar y ahora su límite “es el cielo”, lo que la convierte en una Mujer sin Fronteras.

Alba Zayonara, nos habla de su amplísimo desarrollo laboral en el campo del derecho, así como en el electoral, que la ha llevado a aspirar a continuar en este último campo hasta el espacio que su responsabilidad y capacidad la lleve.

En el 2018 y después de un proceso de selección con varios contendientes que lleva a cabo el Colegio de México (ColMex) a través de un examen del Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (Ceneval), logró asumir el cargo de Consejera presidenta del Instituto Estatal Electoral de Nayarit (IEEN), actividad que desarrollo con éxito en un complejo esquema de partidos y organizaciones políticas.

Para ella, las restricciones de las mujeres en diferentes ámbitos, se deben fundamentalmente a las cargas y limitaciones culturales, como el clásico de que las mujeres no tienen capacidad para estar en el ambiente público lo que genera una gran cantidad de prejuicios.

Destaca entre muchas cosas más, que ella se siente con una situación privilegiada ya que desde pequeña contó con el apoyo total para su preparación y en el desarrollo de sus actividades profesionales, pone todo el empeño y responsabilidad, lo que le ha permitido llegar al lugar que ocupa.

En relación a los desplantes y trato poco amable por el hecho de ser mujer, Rodríguez Martínez dijo que, en el Consejo Electoral, sí había ataques directos por el hecho de ser mujer por algunas decisiones tomadas, pero supo manejar dichas situaciones.  

En relación a cómo se califica a ella misma indicó que profesionalmente como una persona responsable que tiene la intensión de ser la mejor en lo que hace y como madre, dijo que, como todas, no es una mamá “superpoderosa”, pero también debe atender cuestiones profesionales y por fortuna, está su esposo y padre de su hija que asume por igual la responsabilidad de su atención.

Acerca de sus aspiraciones, la Consejera Electoral señaló que quiere seguir creciendo como profesionista, porque es el ámbito en el que se siente más satisfecha.

ES EL TIEMPO DE LAS MUJERES

Afirma que, si bien todavía existen diversos tipos de violencia y discriminación a las mujeres, ahora es el tiempo de las mujeres, porque se han abierto ya están en muchos lugares de representación y responsabilidad y esto, es gracias a que se han abierto brechas y hay muchos mecanismos nacionales e internacionales que se comprometen a garantizar de manera plena y efectiva los derechos de las mujeres. “hay que conocerlos y usar esos derechos”.

PERFILES ADECUADOS DEBEN CUBRIR ESPACIOS OTORGADOS A MUJERES

Acerca de los logros en el sentido de que cada vez son más los espacios que se otorgan a mujeres, Alba Zayonara dijo: “lo más importante de todo, es que cuando una mujer llega a un cargo público esté obligada a cumplir un perfil, porque el hecho de ser mujer no la llevará a ese lugar, pero una vez estando en el cargo tiene que cumplir a cabalidad algunas obligaciones que debe cumplir”. “No sebe ser simplemente una mujer, sino que debe cumplir un perfil adecuado”, dijo.

EL LÍMITE ES EL CIELO

Por último, se le solicitó un mensaje para las mujeres, sobre todo las jóvenes, a lo que Alba Zayonara contestó: “pues decirles que el cielo es el límite que pueden logar todo lo que quieran; que se abren las brechas; que es el tiempo de las mujeres, hay muchas convocatorias para ellas y en cualquier ámbito hay que luchar con una conciencia de honestidad y responsabilidad y no limitarnos a que no podemos hacer algo. Mi lema, es que el límite es el cielo”.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *