LA SALUD PÚBLICA UNA OBLIGACIÓN DE LA 4T

Nadie se desembaraza de un

hábito o de un vicio tirándolo de

una vez por la ventana; hay

que sacarlo por la escalera,

peldaño a peldaño.

Mark Twain

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimados amigos gracias por su tiempo. El optimismo que destilan los de la Cuarta Transformación se convierte en arrogancia, los problemas del país son evidentes y no se pueden ocultar con un dedo. Un ejemplo es la crisis de desabasto en el sector salud y el Insabi, eso nadie se lo inventó para lastimar la administración de López Obrador, son los hechos y contra eso no hay discurso que alcance.

Es muy importante deslindar las responsabilidades correspondientes y en su caso aplicar los castigos pertinentes, ya sea a los doctores que administran esos hospitales o a quien negó los medicamentos. Pero no se debe convertir en una quema de brujas para salvar la imagen presidencial, no se debe aplicar en una persecución para erigirse como salvador de los enfermos, pues a eso se negó AMLO no hace mucho, a no ir en contra de lo que llamaba «la mafia del poder».

Los padres de familia todavía no se encuentran satisfechos, porque el daño es grave y profundo, sus hijos enfermos de cáncer llevan semanas sin recibir tratamientos, y solamente presionando en las calles se lograron escuchar, no sin antes recibir la descalificación de los funcionarios de la 4T que politizaron el problema y como es su costumbre acusaron a sus antecesores.

Pero que no se entienda mal presidente, la mayoría y en lo personal estoy de acuerdo en la lucha contra la corrupción y sobre todo en un sector que ha sido saqueado, además de dar un mal servicio porque está rebasado. Eso sí, la mayoría de sus trabajadores se la rifan todos los días con lo que tienen, ellos también están olvidados y no debe haber ahorro para que brinden mejor servicio.

Sino se pone orden de manera inmediata y contundente en esa crisis de salud, si los funcionarios de la 4T continúan negando la realidad y tratando a la ciudadanía que hace critica con arrogancia, será un fracaso más para la administración de López Obrador, y una piedra en el zapato que lo acompañará y marcará, la ecuación es simple; con la salud de los mexicanos no se juega.

Ahora que está el compromiso de que los pacientes recibirán el tratamiento se debe vigilar que así suceda. Lo mismo debe pasar con el funcionamiento del Insabi que se encuentra en entredicho y del cual las quejas siguen creciendo. El rezago en salud es muy grande, por ello la planeación para echar a andar el proyecto estrella de López Obrador, debió ser con rigor y no improvisado.

Los errores en el rubro de salud pública cuestan vidas, y de eso no se harán responsables.

Entre Palabras

Un grupo de simpatizantes de la 4T, han pedido en redes sociales que la familia LeBaron y el poeta Javier Sicilia se vayan del país, que su marcha responde a intereses de los conservadores y fifís. Incluso fueron increpados en el Zócalo capitalino.

¿Esa es la democracia de la 4T? ¿Eso es lo que le gusta señor presidente?

Escríbeme tus comentarios al correo electrónico suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram @arturosuarez_.

Muchas gracias y hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest