UNA FORMA MUY INFAME DE PERDER LA VIDA

Por Sergio Mejía Cano

En verdad que se debe de estar muy desquiciado para cometer crímenes tan atroces y más en contra de las mujeres, que son lo máximo de la creación. Aunque también podría darse el caso de que cuando alguien asesina a una persona del sexo que sea, lo pudo haber hecho bajo el influjo de las drogas de cualquier tipo, pero drogas al fin. No se justifica en forma alguna que, como en el caso de este recién asesinato de una joven estudiante en la colonia Morelos de Tepic, haya sido masacrada de tal modo.

Aunque por desgracia, se podría afirmar que no ha sido el único ataque sufrido por una mujer ni será el último, pues aquí en la capital nayarita ya se han dado varios casos similares en donde con inusitada saña se les ha arrebatado la vida a varias mujeres. Está el caso de un policía asesino en los Sauces, otro frente a la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) por la prolongación 12 de Octubre; así como otro sucedido hará como tres años en que un individuo apuñaló a su posible pareja sentimental de nombre Maribel, por la calle Bravo entre Zacatecas y San Luis, en pleno centro de Tepic, en donde lo que más resaltó de acuerdo a las notas informativas sobre este caso es que la mujer en cuestión recibió puñaladas en la región de sus genitales, tal y como se ha informado sobre la joven estudiante de derecho en la UAN, de que tenía una herida con arma punzocortante en la región cercana a la zona genital.

Y por si fuera poco, ayer mismo se informó sobre otro asesinato de una mujer en la Mesa del Nayar, en donde según la información al respecto, también fue con arma blanca su asesinato. Y este martes 26 se encontró por la mañana a una joven mujer de aproximadamente apenas 25 años de edad muerta cruelmente a puñaladas en un edificio de apartamentos en la colonia Providencia, en Zapopan, Jalisco; cruelmente porque de acuerdo a la nota trasmitida por Radio Metrópoli de notisistema.com, la muchacha tenía infinidad de heridas de arma punzocortante y un puñal clavado en su cabeza.

Ahora con el caso de la chica de la colonia Morelos se ha despertado una gran indignación entre la sociedad tepiqueña debido a la saña y crueldad con que se le arrebató la vida a esta muchacha que, como se dice, con toda una vida por delante y, que de acuerdo a lo publicado sobre este caso, ya había sufrido algún tipo de acoso cierta ves el año pasado al estar esperando el transporte urbano a las inmediaciones de la UAN, quejándose esta muchacha de que a pesar de haber más gente esperando el camión nadie intervino en su defensa.

Ojalá y se lleve a cabo una buena investigación no nada más por el caso de esta chica universitaria, sino también por la mujer de La Mesa del Nayar y las demás que han quedado sin aclarar de bien a bien quién o quiénes fueron los agresores. Lo bueno es que ahora hasta el mismo gobernador ha intervenido pidiendo a la Fiscalía del Estado de Nayarit se aboque con todo para esclarecer lo más pronto posible qué y cómo se dieron los hechos con la muchacha de la UAN que contaba con tan solo 21 años de edad, algo que hace aún más dolorosa su partida; aunque obviamente todo deceso es triste, se entiende que cuando un ser viviente pierde la vida a tan temprana edad se siente más debido a todo el potencial como ser humano pudo haber tenido ese ser al que se le arrebató la vida de una forma tan infame.

El fiscal del estado ha prometido una buena investigación de este caso diciendo que ya cuenta con varias pistas, aunque obviamente no dio los detalles para no entorpecer las investigaciones; sin embargo, entre una parte de la sociedad tepiqueña ya han salido algunas especulaciones encaminadas todas a una posible pareja sentimental o persona conocida de la hoy occisa, porque se ha informado que no se encontraron chapas forzadas ni saqueo o robo más que huellas de tal vez defensa de la víctima.

Y desde luego un hecho significativo es la herida o heridas en la zona genital que se informa sufrió la muchacha, porque para un varón celoso esa parte significa mucho y es lo que más encienden los celos en una persona con el cerebro obnubilado ya sea por los mismos celos o quizás enturbiado por alguna substancia tóxica ya sea alcohol o cualquiera otra droga de las tanta que se usan hoy en día.

Recuerdo que a la señora Maribel, su asesino le asestó varias puñaladas en la vagina por una supuesta traición amorosa, según el asesino que en esa ocasión sí fue detenido y sentenciado, y en su declaración confirmó que la había matado por celos y nada más.

Sea pues. Vale.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest