Por Mtro. Andrés García Torres

 Todos los gobiernos presentes y pasados festejan su triunfo electoral con artilugios y en casi todos los casos con gasto del erario para acarreos, cueteros y ruidito. La realidad de las cosas es que lo que se debe festejar es el hecho de que un organismo autónomo como el @INEMexico probó una vez más su eficacia y su profesionalismo con total imparcialidad y absoluta credibilidad con la participación cívica de casi un millón de ciudadanas y ciudadanos que integraron e instalaron 156, 792 mesas directivas de casilla para recibir el voto libre y secreto de 89.1 millones de vecinos-electores. Eso es lo que hay que festejar. El discurso del festín antes se lo dedicaban al Presidente el día del Informe ante el Congreso de la Unión. Como hace unos años los Ejecutivos tanto nacional como estatales le tuvieron ‘miedo’ a los congresistas, modificaron el marco legal para poder presentar unos impresos que nadie lee y se quedan en los estantes de las oficinas de gobierno, sin necesidad de la antigua comparecencia personal del mandatario. Hoy causa más furor un Fake News en Twitter que lo que diga el gobernante en su “rendición” de cuentas a la nación: Nadie se entera!

Por cierto que la pandemia y las grillas, no han permitido nombrar a los nuevos Consejeros Electorales del INE, en donde hoy día se cuestiona la permanencia del “académico” @JohnMAckerman en la comisión para el proceso de selección nombrada por la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, de los aspirantes a Consejeros Electorales del Consejo General del INE, que debieron ser nombrados en abril del presente año. El cuestionamiento al personaje -que logró con su extranjerismo cambiar las reglas de la convocatoria para integrar tan selecto comité- que validaría el proceso de designación de Consejeros Electorales, generó que la propia Cámara de Diputados -una vez emitida la convocatoria y sus procedimientos-, eliminara con posterioridad el requisito de ser mexicano por nacimiento. El cuestionamiento hoy día es en razón de que no tiene cédula profesional en nuestro país el dilecto señalado. Ello es Independientemente de que con sus estudios de sociólogo (En el extranjero) trabaje como Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Por cierto que al polemista Twittero lo vi en el mes de marzo en la Cámara de Diputados justo en mi calidad de aspirante el día que nos confinaron a los 500 ‘requisitados’ para presentar el examen de conocimientos: No lo pude saludar, ya que el también “Periodista” andaba muy airado saltando entre butacas y escaleras del salón de plenos de la cámara de marras. A quien sí tuve la oportunidad de saludar fue al Mazatleco que sí es abogado e investigador Diego Valadés, @dvalades -siempre amable y siempre atento- a quien externé un saludo de los abogados y universitarios Nayaritas.

Cuando cursé mi primer Maestría en Derecho Público en de la @UAN_Oficial, recuerdo que el Doctor José Miguel Madero Estrada nos compartía su experiencia y era enfático en señalar que de los estudios de posgrado también se debe obtener la cédula profesional, no sólo de la Licenciatura; me quedó tan grabado ese testimonio que cuando concluí mi proceso de titulación del posgrado, me empeñé en realizar todos los trámites con la ayuda de mi señor padre @GarAlva1 quien fué a la ciudad de México a registrar mi título de Maestro en Derecho Público: Antes así era la cosa. Cuando realicé mi segunda Maestría ya eran tiempos contemporáneos y me entregaron todo en charola de plata, título y cédula de Maestro en Derecho Público. De Modo tal que un tiempo de mi vida me dediqué a coleccionar cédulas, una profesional: 2067129 y dos de Maestría en Derecho Público 471440 y 8263512. El proceso de selección de Consejeros Electorales aún no concluye, yo estoy fuera de la recta final, sin embargo me quedó la reflexión en éstos tiempos del COVID, ‘que los patos le tiran a las escopetas’. Cómo me va a evaluar a mí, alguien que no tiene cédula profesional en nuestro país para ejercer. Luego dicen que vienen a saquearnos los extranjeros… como hace 500 años. Tanto profesionista valioso en las Universidades Públicas Estatales, como mi estimado Maestro José Miguel Madero Estrada y muchos otros más.

Hablando de la Universidad Autónoma de Nayarit, que bueno que ya se entregó un primer autobús de pasajeros para el transporte digno, incluyente y seguro de los jóvenes universitarios que regresarán a clases hasta el día 07 de septiembre, si las autoridades sanitarias no indican otra cosa. Esperemos que pronto también se logre contactar a quien diseñó y construyó el camión de atención odontológica o clínica móvil a la facultad de odontología de la UNAM (que fué la inspiración para los académicos y estudiantes de la Unidad Académica de Odontología de la UAN), y los motivara para solicitar un vehículo con características similares tan especializadas. De ser así, al entregárselos a los propios universitarios, seguro estoy de que éstos regresarán la dádiva de la educación pública gratuita, con servicio (social) -médico dental- a la población que así lo requiera. Aquí en el estado sólo hay expertos en carrocerías, que fortalecen los Muelles y las redilas.

Lo que tenga que suceder en los días por venir, el calendario académico avanza sin cesar y la UAN se van a tener que adaptar para impartir ya bien las clases semi presenciales o a distancia, según lo dicten las autoridades sanitarias y la responsable decisión del Consejo General Universitario. La experiencia ya la tenemos en la máxima casa de estudios, existe un Centro Especializado de Educación Virtual muy exitoso, el cual tuve la oportunidad de conocer, desde sus maestros, como a sus planes y programas y las plataformas utilizadas: Un verdadero ejercicio profesional de educación a distancia. Es tan exitoso que tiene más matrícula éste Centro Especializado de Educación Virtual de la @UAN_Oficial que la Universidad Politécnica sede Nayarit. No es peyorativa la comparación pues en educación nada es gasto, todo es inversión. Sirva de ejemplo lo anteriormente mencionado para que se adopten las mejores decisiones en los nuevos tiempos del COVID. En el https://www.ceev.uan.edu.mx/, puedes cursar desde bachillerato, hasta doctorado, sin pisar el campus universitario. Esto me da a pensar qué modalidad deberán establecer nuestras autoridades universitarias y educativas con la ‘nueva normalidad’ para las 15 preparatorias que tenemos en todo el estado y que cuestan al año cerca de 250 millones de pesos, las cuales NO son financiadas por la SEP en sus aportaciones de ‘apoyo’ o fortalecimiento a la Educación Superior para la máxima casa de estudios en Nayarit. Sin embargo, eso es otra historia y el proceso de reforma universitario hablará ‘por lo nuestro’.

@maestrolimpio69

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest