LOS PANISTAS EN CRISIS

No puede comprenderse nada del saber

económico si no se sabe cómo se ejercía, en

su cotidianeidad, el poder, y el poder económico. 

Michel Foucault 

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez 

Estimado lector, gracias. Las caravanas en contra del gobierno de Andrés Manuel López Obrador se multiplican, aunque todavía no para quitarle el sueño al tabasqueño, sobre todo porque no hay un actor político o social que levante la mano para capitalizar esa pérdida de popularidad en un proyecto que vaya creciendo y los partidos políticos no reaccionan siguen metidos en un letargo que ya les duró poco más de dos años. 

Esa ausencia de una verdadera oposición partidista es la que les da tranquilidad a los de la 4T para enfrentar el próximo año la elección intermedia a la que hay que sumar la utilidad política que tengan los casos judiciales de Emilio Lozoya, César Duarte y de Genaro García Luna. Pero López no quiere fallas, quizás porque ya es consciente de los errores que ha tenido, por eso siguen apretando las tuercas para que no exista posibilidad de perder el Congreso y hacerse de gubernaturas principalmente priistas. 

Los que han asomado la cabeza tímidamente fueron los gobernadores panistas, quienes quisieron hacer un frente contra López Obrador, pero no les funcionó y pronto los metió al redil pues los tiene sujetos con el dinero para los estados. Acción nacional acusa una severa crisis de credibilidad, de liderazgos y falta el golpe mediático por el caso de Emilio Lozoya que les va a pegar con todo por los presuntos sobornos recibidos. 

En ese contexto, algunos panistas que querían regresar a los primeros planos de la vida pública con una diputación la van a tener que pensar dos veces, porque van a salir muy lastimados. Los panistas se la van a tener que jugar con sangre nueva si es que quieren ser competitivos y desligarse de su pasado -casi imposible- como comparsas de la corrupción del «nuevo PRI», pero no servirá de nada si los titiriteros son los de siempre y más si son calderonistas. 

Porque todo lo que huela a Felipe Calderón será destruido por López Obrador, ese es su mira política a pesar de ya no encontrase dentro del PAN, y su partido México Libre no será más que una ligera patadita, no prende y son cartuchos quemados como la misma Margarita Zavala, buscaran únicamente sobrevivir, pero si Morena y el presidente quiere los van a aniquilar políticamente hablando. 

Así que el PAN tampoco representa una seria amenaza para López y su estrategia de conservar el Congreso, por el contrario, muchos de esos panistas que antes eran arrogantes y envalentonados en los tiempos del «calderonato», hoy se ven dóciles y hasta timoratos frente al presidente que se ríe, no hay oposición partidista. 

Entre Palabras 

¿Qué la rifa del avión no jala? ¿Qué ya estaba vendido? ¿Qué ya había ofertas? Y nada. 

Hasta el día de hoy se llevan vendidos el 20 por ciento de los boletos, una pifia más de la cuarta. 

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_. 

Hasta la próxima. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest