LA PANDEMIA ESTÁ Y DEBEMOS AFRONTARLA: AIMÉE ARGÜERO

>> Dentro de las recomendaciones de la psicóloga Argüero Fonseca, para manejar correctamente el confinamiento, está admitir la situación, vivirla al día, buscar lo que nos haga sentir mejor, ayudarnos y ayudar a los demás

Por Manuel Rueda

¿Cómo deben las personas, desde niños hasta los adultos mayores manejar el confinamiento?, fue el cuestionamiento realizado a la psicóloga, docente e investigadora de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), Aimée Argüero Fonseca, quien nos ofreció sus puntos de vista.

En relación a los menores, la psicóloga dijo que tienen menos preocupaciones dado que ellos viven al día, están en lo suyo y no están al tanto de lo que ocurre, “en su mayoría llevan bien las cosas ya que son responsabilidad de los adultos”, dice.

De los adultos, Argüero Fonseca dijo que en su mayoría ya saben lo que se debe hacer, qué comer, cuánto dormir, y en estos casos, “no se trata de generar hábitos, sino voluntad para ejercerlos”.

Admitió que, en otro contexto, no es sólo esa sapiencia y voluntad, sino que hay costumbres arraigadas que se siguen haciendo a pesar de que saben que no debe hacerse, como es el caso de reuniones o fiestas.

Y reiteró que los hábitos que se requieren para una vida saludable son los mismos, no hay nada nuevo y al menos con mis pacientes yo trato de que se centren en el momento que se está viviendo, aceptar que no hay control en la economía, en la salud ni en el gobierno que tampoco puede hacer nada.

“Debemos entender y aceptar que sucederá lo que tenga que suceder, así será. Pero quienes tengan alguna creencia de carácter religioso la tienen más fácil porque ahí recargan sus problemas. Quienes no, tendrán que buscar la forma de adaptarse económica, mental y socialmente, porque mientras más se tarden en aceptar el cambio, les será más difícil adaptarse”, explicó.

Argüero Fonseca, dijo que lo mejor para lidiar con esto es la aceptación, a pesar de cualquier emoción y no luchar sino ajustarse a la situación además de la compasión, que explicó, que no es un sentimiento de lástima o conformismo sino de aceptar la situación y tratar de corregirla. Buscar calmar la situación personal y encontrar lo que les haga sentir mejor de acuerdo a sus propias experiencias.

“La pandemia ya está y no sabemos cuánto va a durar, las repercusiones que tendrá, si alguien de mi familia tuvo o tendrá repercusiones. Pero la idea es buscar lo que nos haga sentir mejor el día de hoy, ayudar a los demás y a nosotros mismos”, concluye.

ASÍ LO DIJO…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest