CLAVES PARA ENTENDER MEJOR LA ECONOMÍA.

Por Raúl Pérez González

El regreso de la crisis de la deuda pública (2 de 3).

¿Qué tan grande es la deuda del gobierno mexicano?

Según cifras oficiales del gobierno mexicano, el monto de la deuda pública se elevó de 45% del Producto Interno Bruto el año pasado, a 53.6% para fines del presente año. Lo cual implicó un incremento de casi 9 puntos porcentuales del PIB, a contrasentido del compromiso de campaña del presidente López Obrador, de reducir el monto de la deuda pública.

¿Es mucho o es poco este nivel de endeudamiento?

Para responder a esta pregunta hagamos una comparación con la situación del gobierno de Estados Unidos en el mismo indicador.

Estados Unidos es el país más endeudado del mundo en términos absolutos, su deuda pública asciende a casi 22 billones de dólares (o sea 22 seguido de 12 ceros), lo que representa el 104 % de su producto interno bruto. Comparativamente, Estados Unidos tiene el doble de la deuda pública mexicana, en términos relativos. Pero en términos absolutos, la deuda pública del vecino del norte es más de 40 veces mayor a la deuda mexicana.

Sin embargo, la deuda de Estados Unidos, está muy lejos de representar la carga económica y social que se tiene para México en el mismo concepto, por las siguientes razones:

  1. La deuda por persona en Estados Unidos es 13 veces más grande que la de México, pero el producto o ingreso por persona es 6 veces mayor en Estados Unidos.
  2. La tasa de interés que debe pagar Estados Unidos por esa deuda es menor al 1% anual. Mientras que en el caso de México es superior al 6%. O sea que la carga financiera de la deuda pública de México supera con mucho a la de Estados Unidos aunque ésta sea mucho mayor.
  3. Toda la deuda de Estados Unidos es en dólares, mientras que gran parte de la deuda pública de México es en moneda extranjera, así que su deuda pública externa aumenta automáticamente al devaluarse el peso mexicano.

En tales condiciones, para el gobierno mexicano, si no desea que aumente su deuda y la carga que representa para las finanzas pública y para la economía mexicana misma, debe cuidar:

  1. Que no se devalúe el peso y, por lo tanto, que no se dispare la inflación, en comparación con la de Estados Unidos. Actualmente la inflación de México es el doble de la estadounidense: 4% y 2%, respectivamente.
  2. Que no aumente el riesgo país para que los capitales financieros extranjeros no exijan una prima adicional a la tasa de interés, por ese concepto.
  3. No espantar a los capitales extranjeros, con amenazas de cancelación de inversiones extranjeras porque se provoca fuga de capitales y con ello la debilidad y potencial depreciación del peso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest